viernes, 11 de diciembre de 2015

Filantropía


Mark Zuckerberg dona el 99% de sus acciones en Facebook por el nacimiento de su hija

 



Por un mundo mejor
Jhomara Encalada



El magnate de Internet Mark Zuckerbergy su mujer anunciaron que donarán el 99% de sus acciones en unos 45.000 millones de dólares. Ellos cuentan que esta iniciativa se debe al nacimiento de su hija. En una carta publicada en Facebook expresan sus deseos de que su hija crezca en una sociedad con igualdad de condiciones, donde todos los niños puedan tener acceso a la educación y a la sanidad, donde no existan enfermedades incurables, en definitiva un mundo mejor.

Todos los medios hablan de esta noticia, algunos conmovidos por esta iniciativa y otros con cierto escepticismo. Es normal que muchos piensen que hay intenciones ocultas detrás de esta acción, ya que les resulta difícil creer que una persona sea capaz de donar una fortuna a causas benéficas, sin ánimo de lucro. Es triste ver que la sociedad en la que vivimos no crea ya en las buenas acciones, en la generosidad, en que todavía quedan personas que actúan de manera desinteresada y altruista.

Cabe la posibilidad de que yo, al igual que otros, nos estemos equivocando al pensar que se trata de un acto de filantropía. Pero creo que Marck y su esposa, después de varios intentos fallidos de traer a un hijo al mundo quieren atesorar lo más importante que les ha regalado la vida: su hija. Ellos, al igual que todos los padres, quieren lo mejor para su hija y creen tener la suerte de poder intentar mejorar este mundo para ella. Además sienten que todos tenemos la responsabilidad de construir un mundo mejor para las generaciones venideras. Aunque el dinero sea una gran ayuda para esta causa, creo que el cambio más importante debe hacerse dentro de cada persona, que la bondad, solidaridad, humanidad crezca dentro de cada uno. Es el primer paso para construir un mundo mejor.



¿Filantropía?
Luis García Sáez



El término filantropía designa, en general, el amor por el género humano y a todo lo que a la humanidad respecta, particularmente en una forma constructiva expresada en la ayuda desinteresada de los demás.

Mark Zuckerberg nos demuestra un ejemplo de filantropía al donar el 99% de acciones de Facebook por un valor de mil millones de dólares con los que pretende ayudar a combatir enfermedades y dar educación a los que no pueden tenerla. Él afirma que esto lo hace con la única intención de que su hija, recién nacida, pueda vivir en un mundo mejor, dando una valiosa de cómo pueden arreglar los hombres poderosos: con dinero.

Pero, ¿puede el dinero arreglar un mundo corrupto y materialista basado en él? Este hombre no ha arriesgado su fortuna donando esa cantidad, puesto que también la organización a la que va dirigido es suya y tampoco perderá Facebook porque no lo donará todo de golpe. Lo que nos deja es un simple traspaso de dinero de una de sus compañías a otra. A lo mejor sí ayuda a personas que lo necesitan, pero eso no es nada comparado con la publicidad que se está dando él mismo. Con ello, en breve duplicará la cantidad perdida y aún así, a ojos del mundo, es un hombre filantrópico.